+918376837285 [email protected]

Tratamiento de cáncer de sangre

La mayoría de los cánceres de la sangre, también llamados cánceres hematológicos, comienzan en la médula ósea, donde se producen las células sanguíneas. Los cánceres de sangre ocurren cuando las células sanguíneas anormales crecen sin control, interfiriendo con la función de las células sanguíneas normales, que combaten las infecciones y producen nuevas células sanguíneas. El cáncer de sangre puede afectar a personas de todas las edades y puede tener diversas causas, incluidos factores genéticos, exposición a ciertas sustancias químicas o radiación y, en ocasiones, puede ocurrir sin una causa clara.

Reservar una cita

Acerca del cáncer de sangre

El cáncer de sangre es un tipo de cáncer que afecta las células sanguíneas o la médula ósea. Es causada por cambios en el ADN de las células sanguíneas, lo que hace que crezcan sin control. 

El cáncer de sangre se caracteriza por su impacto en diferentes tipos de células sanguíneas:

  • Leucemia: Este tipo de cáncer de sangre afecta principalmente a los glóbulos blancos. Las células leucémicas se multiplican sin control e interfieren con la producción de glóbulos blancos normales, lo que afecta la capacidad del cuerpo para combatir infecciones.
  • Linfoma Los linfomas afectan el sistema linfático, que es responsable de mantener las defensas inmunes del cuerpo. Se pueden clasificar como linfoma de Hodgkin o linfoma no Hodgkin y afectan los ganglios linfáticos y otros tejidos linfáticos.
  • Mieloma: El mieloma afecta principalmente a las células plasmáticas de la médula ósea, lo que provoca la sobreproducción de anticuerpos anormales. Esta condición debilita los huesos y deteriora el sistema inmunológico.

Síntomas y causas del tratamiento del cáncer de sangre

Los síntomas experimentados durante el tratamiento del cáncer de sangre pueden ser desafiantes, pero son indicadores esenciales del progreso y el manejo de los efectos secundarios. Aquí hay ocho puntos cruciales sobre los síntomas del tratamiento del cáncer de sangre:

Fatiga: La fatiga es un síntoma común y persistente durante el tratamiento del cáncer de sangre. La quimioterapia, la radioterapia y otros tratamientos pueden afectar las células sanguíneas sanas y provocar un cansancio profundo. Es fundamental comunicar los niveles de fatiga a su equipo de atención médica para un manejo adecuado.

  • Náuseas y vómitos: La quimioterapia suele provocar náuseas y vómitos. Los medicamentos pueden ayudar a aliviar estos síntomas, pero es importante informar su gravedad a su equipo médico para ajustar el tratamiento en consecuencia.
  • Perdida de cabello: Algunos tratamientos contra el cáncer pueden provocar la caída del cabello. Si bien no todos los tratamientos provocan la caída del cabello, puede resultar un desafío emocional. Se anima a los pacientes a explorar opciones como pelucas, bufandas o abrazar su apariencia natural.
  • Sistema inmunológico debilitado: Los tratamientos contra el cáncer de sangre pueden inhibir el sistema inmunológico, aumentando el riesgo de infecciones. Los síntomas de infecciones, como fiebre o tos persistente, deben informarse de inmediato.
  • Moretones y sangrado: El tratamiento del cáncer de sangre puede afectar la capacidad de coagulación de la sangre, lo que provoca la aparición de hematomas con facilidad y sangrado prolongado. Cualquier sangrado inusual o severo debe discutirse con su equipo médico.
  • Anemia: Los tratamientos pueden provocar una disminución de los glóbulos rojos, provocando anemia. Los síntomas pueden incluir debilidad, palidez y dificultad para respirar. La anemia se puede controlar con medicamentos o transfusiones de sangre.
  • Problemas de boca y garganta: Algunos tratamientos pueden provocar llagas en la boca, sequedad de boca o dificultad para tragar. Una buena higiene bucal y consultar con un dentista o especialista bucal pueden ayudar a controlar estos síntomas.
  • Síntomas gastrointestinales: La diarrea, el estreñimiento y los cambios en el apetito son posibles efectos secundarios del tratamiento del cáncer de sangre. Mantenerse hidratado y llevar una dieta equilibrada puede ser importante para controlar los síntomas.

Opciones de tratamiento del cáncer de sangre

Los cánceres de sangre abarcan un grupo diverso de enfermedades, que incluyen leucemia, linfoma y mieloma. Los enfoques de tratamiento eficaces son cruciales para controlar estas afecciones, y los proveedores de atención médica emplean varias estrategias para brindar la mejor atención posible. Aquí hay seis puntos clave sobre cómo los proveedores de atención médica tratan los cánceres de sangre:

  • Quimioterapia: La quimioterapia es un tratamiento común para los cánceres de la sangre, que implica el uso de medicamentos potentes para matar o controlar el crecimiento de las células cancerosas. Estos medicamentos se pueden administrar por vía oral o intravenosa y, a menudo, se combinan con otras terapias.
  • Terapia de radiación: La radioterapia utiliza rayos X de alta energía u otras partículas para atacar y destruir las células cancerosas. Es particularmente eficaz en el tratamiento de linfomas y tumores localizados.
  • Trasplante de médula ósea: En casos de leucemia, linfoma o mieloma, se puede recomendar un trasplante de médula ósea o de células madre. Esto implica reemplazar la médula ósea dañada del paciente con células madre sanas, ya sea de un donante (alogénicas) o del propio paciente (autólogas).
  • Terapia Dirigida: Las terapias dirigidas son medicamentos que atacan y bloquean específicamente la actividad de ciertas moléculas involucradas en el crecimiento del cáncer. Estas terapias se utilizan a menudo para tratar el mieloma y algunas formas de leucemia.
  • Inmunoterapia: La inmunoterapia mejora el sistema inmunológico del cuerpo para reconocer y atacar las células cancerosas. La terapia con células CAR-T, por ejemplo, es una forma de inmunoterapia que se utiliza para tratar tipos específicos de cáncer de sangre.
  • Cuidados de apoyo: El tratamiento del cáncer de sangre puede ser un desafío físico y emocional. Los proveedores de atención médica ofrecen atención de apoyo, que incluye controlar los efectos secundarios, como náuseas, fatiga e infecciones, y brindar apoyo emocional para ayudar a los pacientes a sobrellevar el viaje.

Procedimiento de cáncer de sangre

El tratamiento del cáncer de sangre, también conocido como cáncer hematológico, puede variar según el tipo y el estadio del cáncer. A continuación se ofrece un resumen general de los procedimientos implicados en el tratamiento del cáncer de sangre:

  • Diagnóstico: El cáncer de sangre se diagnostica mediante una serie de pruebas, que incluyen análisis de sangre, biopsia de médula ósea y pruebas de imágenes, como tomografías computarizadas o resonancias magnéticas. 
  • Planificación del tratamiento: Un equipo de profesionales de la salud, incluidos hematólogos, oncólogos y radioterapeutas, trabajan juntos para desarrollar un plan de tratamiento individualizado según el tipo, el estadio y la salud general del paciente.
  • Opciones de tratamiento: Las opciones de tratamiento más comunes para el cáncer de sangre incluyen quimioterapia, radioterapia, trasplante de células madre y terapia dirigida.
  • Quimioterapia: La quimioterapia es uno de los tipos de tratamiento que utiliza medicamentos para ayudar a los pacientes a superar la enfermedad. Puede administrarse por vía oral o intravenosa y, a menudo, se administra en ciclos. También se puede administrar en forma de tabletas, a veces como parte del tratamiento o, a veces, como un tratamiento a más largo plazo. La quimioterapia suele administrarse en ciclos. Un ciclo incluye algo de quimioterapia y luego un período de descanso sin tratamiento. 
  • Terapia de radiación: La radioterapia utiliza radiación de alta energía para matar las células cancerosas. Se puede administrar de forma externa o interna, según el tipo y el estadio del cáncer. Durante el tratamiento, usted se acostará sobre una superficie plana con la máquina de radioterapia encima de usted. No sentirá nada durante el tratamiento, pero se dirigirán rayos de alta energía a la parte de su cuerpo que está siendo tratada. 
  • Terapia dirigida La terapia dirigida utiliza medicamentos que se dirigen a proteínas o genes específicos en las células cancerosas. Este tratamiento se utiliza a menudo en combinación con otros tratamientos. Hay diferentes tipos. Algunas de ellas también pueden denominarse terapias biológicas. Se pueden administrar con quimioterapia o solos. Algunos se administran en una vena (por goteo), otros son inyecciones y otros son tabletas. 
  • Cuidado de seguimiento: Después del tratamiento, los pacientes necesitarán atención de seguimiento regular, incluidos análisis de sangre, pruebas de imagen y chequeos con su equipo de atención médica, para monitorear su progreso y controlar cualquier efecto secundario.

 

¿Requiere asistencia?

Obtenga una devolución de llamada rápida de nuestros expertos en atención médica

Otras especialidades que cubrimos

Cáncer de Mama

Cáncer De Colon

Cáncer de Pulmón

;

Últimos Blogs

Costo de la rinoplastia en Dubai

La rinoplastia se conoce comúnmente como "cirugía de nariz". Le remodelarán quirúrgicamente la nariz para que quede...

Leer más ...

Costo del reemplazo de rodilla robótica en la India

En la India, la cirugía de reemplazo total de rodilla se encuentra entre los procedimientos quirúrgicos más populares. La mayoría...

Leer más ...

Costo del tratamiento del cáncer de piel en la India

La exposición excesiva a la radiación ultravioleta (UV), proveniente del sol, camas solares o lámparas solares, es una c...

Leer más ...