+918376837285 [email protected]

Cirugía de osteoartritis

La cirugía de osteoartritis puede considerarse ya que las terapias convencionales no logran aliviar los síntomas de rigidez, malestar y pérdida de función. Las cirugías utilizadas con frecuencia incluyen cirugías, que enderezan los huesos para aliviar la presión sobre la articulación lesionada, y artroscopias, que tratan el daño al tejido con técnicas mínimamente invasivas. Para restaurar la función y reducir el dolor, la cirugía de reemplazo de articulaciones, como la artroplastia completa de rodilla o cadera, reemplaza las superficies dañadas de las articulaciones con implantes artificiales. En otras situaciones, también puede ser necesario tener en cuenta la fusión articular, que fusiona huesos para estabilizar una articulación. Para las personas con artritis, las operaciones tienen como objetivo aumentar la movilidad, reducir el dolor y mejorar su nivel de vida en general. Para lograr los mejores resultados, con frecuencia se incluye rehabilitación postoperatoria.

 

Reservar una cita

Acerca de la cirugía de osteoartritis

Síntomas de osteoartritis: El malestar articular, la rigidez y la disminución del rango de movimiento son síntomas comunes de la osteoartritis. Junto con estos otros posibles efectos secundarios, las articulaciones afectadas pueden hincharse, volverse incómodas o desarrollar espolones óseos.

Causas de la osteoartritis: Cuando el cartílago de las articulaciones se deteriora, se produce contacto entre huesos, lo que a su vez provoca inflamación. Así comienza la artrosis. Las causas más comunes incluyen la genética, la obesidad relacionada con la edad, el daño articular y el estrés repetitivo en las articulaciones. 

Remedios para la osteoartritis: Los objetivos del tratamiento implican disminuir el dolor, mejorar la movilidad de las articulaciones y retrasar el desarrollo de la enfermedad. Las opciones incluyen tratamientos alternativos como fisioterapia y técnicas de preservación de las articulaciones, medicamentos (como analgésicos y antiinflamatorios) y modificaciones en el estilo de vida (como actividad física y control de peso).

Procedimiento de cirugía de osteoartritis

Evaluación preoperatoria: Para determinar la estrategia quirúrgica más eficaz y medir el grado de lesión de la articulación, se realiza una evaluación exhaustiva del paciente antes de la cirugía. Esta evaluación incluye una revisión de sus registros médicos, un examen físico y procedimientos de imágenes como resonancia magnética (MRI o rayos X).

anestésico: Para garantizar la relajación y seguridad del paciente durante todo el tratamiento, se administra anestesia general o regional. El tipo de procedimiento que se realiza y el estado general del paciente son dos factores a considerar a la hora de elegir la anestesia.

Incisión: Para acceder al espacio articular, se crea una incisión quirúrgica a través de la articulación enferma. El tratamiento preciso que se realiza determina las dimensiones y la posición de la incisión.

Preparación conjunta: Las superficies dañadas de las articulaciones se eliminan durante los procedimientos de reemplazo articular (como un reemplazo de rodilla o una artroplastia de cadera) y se remodela el hueso para dejar espacio para las piezas de la prótesis. Para aliviar la presión sobre la articulación lesionada, diferentes terapias, incluidas cirugías y fusiones articulares, pueden incluir realinear o fusionar los huesos.

Colocación de implantes: Para reemplazar las superficies dañadas de una articulación, se insertan firmemente componentes de prótesis compuestos de cerámica, metal o plástico. Debido a que estos componentes están hechos para parecerse al funcionamiento y la estructura naturales de la articulación, aumenta la movilidad y disminuye la incomodidad.

Cierre: Para favorecer la recuperación y evitar enfermar, la herida se cierra con un apósito estéril y suturas o grapas cuando finaliza el procedimiento quirúrgico.

Cuidado Postoperatorio: Después de la cirugía, el paciente es monitoreado en la sala de recuperación para detectar cualquier complicación inmediata. Se pueden recetar analgésicos, antibióticos y anticoagulantes para controlar el dolor, prevenir infecciones y reducir el riesgo de coágulos sanguíneos. La fisioterapia se inicia poco después de la cirugía para promover la movilidad articular, fortalecer los músculos y facilitar la recuperación.

 

¿Requiere asistencia?

Obtenga una devolución de llamada rápida de nuestros expertos en atención médica

Otras especialidades que cubrimos

Modificadores de la respuesta biológica

Modificadores de la respuesta biológica

Lupus eritematoso

Lupus eritematoso

Tratamiento de la fibromialgia

Tratamiento de la fibromialgia

;

Últimos Blogs

Rompiendo los síntomas del puente miocárdico: una guía completa para los pacientes

Los problemas cardíacos afectan a millones de personas en todo el mundo y son una de muchas afecciones. Puede significar...

Leer más ...

Comprensión del cáncer de vagina: tipos, causas y diagnóstico

El cáncer de vagina, aunque en comparación con otros cánceres ginecológicos, aunque es mucho menos inusual...

Leer más ...

Comprensión de los tipos de cáncer de cuello uterino: una guía completa

El cáncer de cuello uterino es un importante problema de salud que afecta a las mujeres a nivel internacional. El cáncer de cuello uterino es una inc...

Leer más ...