+918376837285 [email protected]

Tratamiento del cáncer de ovario

El cáncer de ovario es un tipo de cáncer que afecta el órgano femenino: los ovarios. A este cáncer a menudo se le llama el "asesino silencioso" porque puede ser difícil de detectar en sus primeras etapas y es posible que los síntomas no aparezcan hasta que el cáncer se haya extendido a otras partes del cuerpo. el cuerpo. Los factores de riesgo del cáncer de ovario incluyen la edad, los antecedentes familiares y ciertas mutaciones genéticas. Las opciones de tratamiento incluyen cirugía, quimioterapia y terapia dirigida. Es importante que las mujeres sean conscientes de los signos y síntomas del cáncer de ovario, como dolor abdominal, hinchazón y dificultad para comer o sentirse llena rápidamente, y que busquen atención médica si experimentan alguno de estos síntomas. Los chequeos y exámenes de detección periódicos también pueden ayudar a detectar el cáncer de ovario en sus etapas iniciales, cuando es más tratable.

Reservar una cita

Acerca del cáncer de ovario

Hay dos ovarios en el sistema reproductor femenino, uno a cada lado del útero. Las hormonas progesterona y estrógeno también se producen en los ovarios, cada uno de los cuales tiene aproximadamente el tamaño de una almendra.

Tipos de cáncer de ovario

El cáncer de ovario abarca varios tipos distintos, cada uno de los cuales se origina en diferentes células dentro de los ovarios. Comprender estos tipos es crucial para un diagnóstico preciso y un tratamiento personalizado. Estas son las categorías principales de cáncer de ovario:

  • Cáncer de ovario epitelial: Este es el tipo más común y representa aproximadamente el 90% de los casos de cáncer de ovario. Comienza en las células que recubren la superficie exterior de los ovarios y puede extenderse por la pelvis y el abdomen.

  • Cáncer de ovario estromal: Los tumores estromales se desarrollan en el tejido ovárico que produce hormonas, como el estrógeno y la progesterona. Son menos comunes que los tumores epiteliales y suelen tener un pronóstico más favorable.

  • Cáncer de ovario de células germinales: Los tumores de células germinales se originan en las células productoras de óvulos del ovario. Estos tumores tienden a afectar a mujeres más jóvenes y tienen una mayor probabilidad de curarse.

  • Carcinoma de células pequeñas de ovario (SCCO): SCCO es un tipo de cáncer de ovario poco común y muy agresivo que afecta principalmente a mujeres jóvenes. Es un desafío tratarlo, pero la detección temprana puede mejorar los resultados.

  • Tumores de Brenner: Los tumores de Brenner son poco comunes y generalmente benignos, aunque algunos pueden ser malignos. Se desarrollan a partir de las células del revestimiento del ovario.

  • Tumores del estroma epitelial mixto: Estos tumores contienen una combinación de células epiteliales y estromales y pueden tener características de ambos tipos. Su tratamiento y pronóstico dependen de los tipos de células específicas involucradas.

Síntomas del cáncer de ovario

Al cáncer de ovario a menudo se le llama el "asesino silencioso" porque sus síntomas pueden ser sutiles y pasarse fácilmente por alto, especialmente en las primeras etapas. Sin embargo, reconocer las señales de advertencia es crucial para un diagnóstico temprano y mejores resultados del tratamiento. Aquí hay seis síntomas clave del cáncer de ovario:

  • Dolor pélvico: El dolor o malestar pélvico persistente, a menudo descrito como una sensación sorda y dolorosa, es un síntoma común del cáncer de ovario. Este malestar puede ser constante o ir y venir.

  • Distensión abdominal: El cáncer de ovario puede provocar hinchazón abdominal o un aumento del tamaño abdominal. A menudo se confunde con problemas digestivos o aumento de peso.

  • Sentirse lleno rápidamente: Muchas mujeres con cáncer de ovario informan que se sienten llenas rápidamente cuando comen, incluso si no han consumido una gran cantidad de alimentos. Este síntoma suele estar relacionado con la hinchazón abdominal.

  • Micción frecuente: Una mayor necesidad de orinar, junto con una sensación de urgencia, puede ser un síntoma de cáncer de ovario. Sin embargo, también puede atribuirse a otras afecciones, como infecciones del tracto urinario.

  • Cambios en los hábitos intestinales: El cáncer de ovario puede causar cambios en los hábitos intestinales, como estreñimiento, diarrea o malestar abdominal inusual durante las deposiciones.

  • Pérdida de peso inexplicable: La pérdida de peso significativa e inexplicable es un síntoma preocupante que a menudo se asocia con el cáncer de ovario avanzado. Puede ocurrir como resultado del impacto del cáncer en el metabolismo del cuerpo.

Causas del cáncer de ovario

  • Mutaciones genéticas hereditarias: Mutaciones genéticas específicas heredadas de los padres, como BRCA1 y BRCA2, pueden aumentar sustancialmente el riesgo de cáncer de ovario. Estas mutaciones están implicadas en la reparación del ADN y desempeñan un papel en el desarrollo de varios cánceres, incluidos el de mama y el de ovario.
  • Historia personal: Un historial personal de cáncer de mama, endometrio o colorrectal puede aumentar el riesgo de cáncer de ovario. Las mujeres que han tenido cáncer de mama, especialmente a una edad más temprana, pueden correr un mayor riesgo.

  • Terapia de reemplazo hormonal (TRH): El uso prolongado de terapia de reemplazo hormonal solo con estrógenos, especialmente durante más de cinco años, puede aumentar levemente el riesgo de cáncer de ovario. Este riesgo generalmente es mayor para las mujeres que han usado estrógeno sin progesterona.

  • Factores reproductivos: Los factores relacionados con la historia reproductiva pueden influir en el riesgo de cáncer de ovario. Las mujeres que nunca han estado embarazadas (nuliparidad) y aquellas que tuvieron su primer embarazo a término a una edad mayor pueden tener un riesgo ligeramente mayor.

  • Historia familiar: Los antecedentes familiares de cáncer de ovario, así como de mama y otros cánceres ginecológicos, pueden elevar significativamente el riesgo. En particular, la presencia de determinadas mutaciones genéticas, como BRCA1 y BRCA2, se asocia con una mayor probabilidad de desarrollar cáncer de ovario.

Procedimiento de cáncer de ovario

El procedimiento de tratamiento para el cáncer de ovario generalmente depende del estadio del cáncer, el tipo de cáncer de ovario y la salud general de la paciente. Las opciones de tratamiento más comunes para el cáncer de ovario incluyen. El tratamiento del cáncer de ovario es un proceso complejo que depende de factores como el tipo de cáncer, el estadio y la salud general de la paciente. El cáncer de ovario a menudo se diagnostica en una etapa avanzada, lo que dificulta su tratamiento. Las principales modalidades de tratamiento incluyen cirugía, quimioterapia y, en ocasiones, terapia dirigida. A continuación se ofrece una descripción detallada del procedimiento para tratar el cáncer de ovario:

  • Cirugía:

    • Reducción de volumen quirúrgica: El enfoque principal es extirpar la mayor cantidad posible de tumor. Este procedimiento se llama reducción de volumen. El alcance de la cirugía citorreductora depende del tamaño, la ubicación y la extensión del tumor. En algunos casos, puede ser necesaria una histerectomía completa, junto con la extirpación de uno o ambos ovarios y las trompas de Falopio. También se puede realizar una disección de los ganglios linfáticos para evaluar el grado de propagación del cáncer.
    • Cirugía preservadora de la fertilidad: En algunos casos, las mujeres que desean preservar su fertilidad pueden ser candidatas a una cirugía para preservar la fertilidad, que extirpa solo un ovario o una parte del ovario afectado.
    • Cirugía mínimamente invasiva: Los procedimientos laparoscópicos o asistidos por robot se utilizan cada vez más para la cirugía del cáncer de ovario, ya que ofrecen tiempos de recuperación más cortos y menos complicaciones.
  • Quimioterapia:

    • Quimioterapia adyuvante: La quimioterapia es un tratamiento estándar para el cáncer de ovario y generalmente se administra después de la cirugía. Los medicamentos específicos utilizados dependen del tipo de cáncer de ovario, pero la quimioterapia basada en platino, como carboplatino o cisplatino, es común.
    • Quimioterapia neoadyuvante: En algunos casos avanzados, se puede administrar quimioterapia antes de la cirugía para reducir el tamaño del tumor y facilitar su extirpación durante la cirugía.
  • Terapia Dirigida:

    • Los medicamentos de terapia dirigida, como bevacizumab, se pueden usar en combinación con quimioterapia. Se centran en moléculas específicas implicadas en el crecimiento del cáncer y pueden mejorar los resultados del tratamiento, especialmente en el cáncer de ovario recurrente o avanzado.
  • Terapia de radiación:

    • La radioterapia no suele ser un tratamiento primario para el cáncer de ovario, pero puede usarse en situaciones específicas. Implica el uso de rayos X de alta energía para atacar y matar las células cancerosas.
  • Inmunoterapia:

    • La inmunoterapia es una opción de tratamiento emergente para el cáncer de ovario. Se están investigando medicamentos como pembrolizumab y nivolumab para estimular el sistema inmunológico del cuerpo para atacar y destruir las células cancerosas.

¿Requiere asistencia?

Obtenga una devolución de llamada rápida de nuestros expertos en atención médica

Otras especialidades que cubrimos

Cáncer de sangre

Cáncer de Mama

Cáncer De Colon

;

Últimos Blogs

Comprensión de la dermatitis atópica en adultos: síntomas, causas y tratamiento

La dermatitis atópica, normalmente conocida como eczema, es una afección inflamatoria continua de la piel que típica...

Leer más ...

Rompiendo los síntomas del puente miocárdico: una guía completa para los pacientes

Los problemas cardíacos afectan a millones de personas en todo el mundo y son una de muchas afecciones. Puede significar...

Leer más ...

Comprensión del cáncer de vagina: tipos, causas y diagnóstico

El cáncer de vagina, aunque en comparación con otros cánceres ginecológicos, aunque es mucho menos inusual...

Leer más ...